February 02, 2006

 
Ideas / Prácticas Notables : Privatización de Salud en Europa

Paul Belien tiene un notable reportaje, en el que estudia los casos de Alemania, Holanda, y Suiza. Por alguna razón omitió el caso de los empleados públicos en España, que también tiene su interés.

Europa tiene dos tipos de financiamiento de los sistemas públicos de salud, el “single payer” y el “sickness fund”. El primero se financia mediante el impuesto sobre la renta. El segundo mediante primas calculadas como porcentaje de los salarios.

Veamos ahora qué sucede en los tres países citados antes.

1. Alemania.
Tiene un sistema de “sickness fund”. No obstante, quienes tienen un determinado nivel de ingreso pueden abandonar el SF y comprar un seguro médico en el mercado. Un 10% de los alemanes han tomado esta decisión. Las primas del seguro reflejan el riesgo de salud de su grupo de edad, determinado de 5 en 5 años. Las aseguradoras no pueden rechazar clientes. Las primas no aumentan con la edad. Sólo pueden aumentar para reflejar aumentos de costos que afecten a todos los grupos de edad.
Por todo lo anterior, el interés de los elegibles es entrar al sistema cuanto antes.

2. Holanda.
Distinguen entre cuidados catastróficos y rutinarios. El programa para los cuidados catastróficos es obligatorio, del tipo “single payer”. Respecto a los rutinarios, quienes tienen determinado nivel de ingreso salen del programa estatal. Pueden contratar seguros o no, según su voluntad. Un tercio de los holandeses tienen seguros. Estos seguros nunca resultan caros porque cubren riesgos menores.

3. Suiza.
Es el único país de Europa en que el sistema de salud es privado. Todos los seguros de salud lo son. Las primas no tienen que ver con el ingreso, sino con la edad, sexo, y diferencias regionales de costo. La ley define los beneficios obligatorios de los seguros, pero las personas pueden contratar beneficios adicionales. El gobierno subsidia a los individuos de alto riesgo. Por otro lado, las aseguradoras pagan una porción de las primas a un fondo central, que se usa para compensar a las que tienen una mayor proporción de asegurados de alto riesgo. Los co-pagos son un elemento importante. Los pacientes pagan los primeros 125 euros de los cuidados ambulatorios, y un 10% de los costos siguientes, pero sólo hasta un máximo de 400 euros anuales. Se calcula que los co-pagos representan un tercio de los gastos totales de cuidados médicos. Por ello, los ciudadanos deben tener cierto nivel de ahorro y estar bien informados sobre los temas de cuidados médicos.

En mi opinión los tres casos son interesantes para quienes creemos que la atención médica debe moverse del control del Estado al control de los ciudadanos.

Comments: Post a Comment

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?